03-05-2008

Bananas (Woody Allen)


ARGUMENTO

Un neoyorquino de la especie “pobre tipo”, viaja hasta un pequeño país centroamericano, San Marcos, para demostrarle a su novia, una activista política, que el realmente la merece. En el camino, se topa con los rebeldes y termina llegando a la presidencia de dicho país y, como tal, debe volver a Estados Unidos a dar conferencias.

-------------------------------------------------------------------------

COMENTARIO

Entrevistado por medios brasileros por el estreno de su más reciente película “El Sueño de Cassandra”, Woody Allen comentaba que él había “nacido para hacer comedia”, pero que siempre quiso brillar como director de dramas. Y vaya que los ha hecho, si recordamos monstruosas obras maestras como “Hannah y Sus Hermanas” y la más reciente y actualmente de culto “Match Point”, sólo por nombrar dos.

Y en esos momentos inspirados por Dios, me topé un sábado por la noche con “Bananas”, cinta del lejanísimo 1971 (mil disculpas para los mayores de 30), su cuarta película, donde explota la comedia absurda y el chiste visual heredado de los aún más lejanos hermanos Marx (mil disculpas para los mayores de 70), de un modo delicioso, delirante, donde hasta el crítico más ortodoxo se da cuenta que Allen no tenía la más mínima intención de dar un golpe a la cátedra. Aunque quizá con el tiempo sí lo hizo.

Luego de un opening donde ¡la prensa deportiva! de Estados Unidos relata en directo un golpe de estado en la ficticia y pequeña San Marcos, se muestra la vida de Fielding Mellish (un nombre de por sí gracioso, interpretado por él mismo), es un seudo intelectual, sorprendido en una tienda de revistas comprando Playboy de manera secreta, argumentando luego estar “haciendo un estudio psicológico sobre la perversión”, y además es pillado por un grupo de delincuentes (ojo, uno de ellos es un por entonces desconocido Sylvester Stallone) de quienes se burla por la ventana de vagón del metro, pero que es incapaz de defenderse cuando se abren las puertas de nuevo.


Y parte a San Marcos a instancias de su deseable novia, quien los desprecia por no tener capacidad de líder. La llegada y la estadía en dicha nación tienen escenas notables, que finalmente llevan a Mellish a caer en manos de los rebeldes, donde un símil del Che Guevara llamado Esposito (Jacobo Morales, destacado actor y director puertorriqueño, autor de la nominada al Oscar “Lo Que le Pasó a Santiago”) le enseña la vida en la selva y lo adhiere a la revolución, que toma lugar más tarde.


Pero Esposito, el ahora nuevo Presidente, se le sube el poder a la cabeza (ojo con el legendario discurso de asunción de mando) y será Fielding quien asuma el gobierno, y su primera misión será viajar a Estados Unidos para mostrar los beneficios de la revolución. Allí será descubierto, enjuiciado y luego se convertirá en celebridad. Todo esto, en medio de gags de todo tipo, incluso fuera de contexto, como la hilarante publicidad de cigarrillos “Nuevo Testamento”.


Ver “Bananas” no es sentarse a ver una reliquia del cine. Es realmente disfrutar del humor puro que Woody alguna vez tuvo en plenitud. Luego vendría “Annie Hall" y su carrera tomaría un nuevo rumbo, un poco más profundo, que a pesar de convertirlo para siempre en un magnífico bicho raro de Hollywood, lo haría ser para siempre un maestro de la comedia. “Bananas” es de un era anterior, cuando sólo era un muchacho con ganas de hacer reír.


-------------------------------------------------------------------------

FICHA TÉCNICA

Título Original: "Bananas"

Director: Woody Allen

Guión: Woody Allen y Mickey Rose

Música: Marvin Hamlisch

Reparto: Woody Allen, Louise Lasser, Carlos Montalbán, Jacobo Morales


-------------------------------------------------------------------------

DIÁLOGO MEMORABLE

Nancy: ¿has estado alguna vez en Dinamarca?

Fielding: Ehh, si, he estado en... he ido al Vaticano

Nancy: ¿El Vaticano? pero eso está en Roma

Fielding: ahh, es que les fue tan bien en Roma que abrieron una sucursal en Dinamarca

-------------------------------------------------------------------------

RECOMENDADO PARA

Quienes conocen algo sobre la revolución cubana, fans de Woody Allen y quienes gocen del humor absurdo.

-------------------------------------------------------------------------

BOTÓN DE MUESTRA

el traductor




6 comentarios:

SDVB dijo...

Hola, Jerry Kane, qué tal?
Mira con Woody Allen me pasó algo casi traumático; vi Match Point y me gustó mucho. Luego vi Scoop y hasta ahí llegué... Scoop la encontré un desastre... Eso no significa que tenga que crucificar a Allen, pero sí mermó mis ganas de seguirlo. Quizá con ésta puede reivindicarse. Quién sabe

Mis saludos y éxito en todo por allá. Gracias x tu cordial visita

Cristóbal Fredes dijo...

Gracias por el apoyo!
Saludos

Cristóbal

Vanessa dijo...

mmm...
wody allen no me gusta mucho
o al menos no he visto una peli de el k me guste
que te valla muy bien en tu viaje
saca muchas fotos y subelas al fotolog para verlas ¿si?
te kire
la Vane y la Naty tambien aunke no te escribio

Sam_Loomis dijo...

Esta es una de las de Woody Allen que no he visto, pero debería... después de dos películas que me decepcionaron, "Scoop" y "Cassandra's Dream", creo que Allen está perdiendo el toque o algo. Espero que se revindique.

¡Saludos!

ideas dijo...

Lo siento por no comentar hace tanto,
soy la peor.

Respecto a lo que me pedías en el ultimo comentario: si acepto hacer el encabezado sin cobrar(mas vale tarde que nunca?)

Respecto a esta entrada no comentare nada porque en realidad no la lei completa pero la terminare de leer.

Lo que si quiero comentar es que voté en esa encuesta de al ladito derecho. No puede creer que "AI" tenga tanto voto... cuendo vi el "traile" (como dice mi hermano para referirse a aves y a avences de peliculas por igual) pensé que sería buenisima, pero en la mitad me empezó a cargar, creo que había por lo menos 3 escenas en las que debió terminar y habría sido buena, pero siguió y siguió hasta que LLEGARON LOS OVNIS! es la peor del mundo con letra A o con letra I... me cargó.

Eso sería.

chaolin! =)

Lino Coria Mendoza dijo...

Bananas (o como le pusieron en México, "La Locura Está de Moda") es una de las películas que marcaron mi adolescencia. Esta película me hizo querer ser comediante y cineasta.

Tiene un montón de chistes (visuales y verbales) fabulosos y otros que, simplemente, no funcionan.

Saludos.